Búsqueda blog.com.es

  • Mi nuevo blog

    Les invito a seguirme en mi nuevo blog

    http://osbervoyluegoescribo.blogspot.com/

  • Morir de cáncer no es estar a la moda.

    Morir de cáncer no es estar a la moda, es una de las enfermedades que cobran más vidas que ninguna, es como que lleva el liderato entre tantas que existen sobre la tierra, si podemos llamarle así, pero morir abatido por esta cruel enfermedad, no es nada sencillo, ni para quien lo padece ni para quienes sobreviven.
    Había escuchado de las muertes de personas muy cercanas a mí, sentía mucha pena, pero nunca imaginaba la magnitud de este dolor, ese que queda después que se marchan esos seres que tanto amamos y que no pudimos ayudar por mucho que lo intentamos.
    Ahora, al ver la noticia del día, la muerte del Sr. Chávez, veo con tristeza y mucho pesar, las tantas manifestaciones por su muerte, quizás me siento muy afectada porque hace 85 días mi hijo murió también de cáncer y no concibo por ningún lado, la insensibilidad que pueda tener una parte mínima de la humanidad ante sucesos como estos.
    No podemos justificar a nadie si ha cometido actos indebidos, pero no podemos ser jueces al grado de celebrar una muerte, cada quien lleva su rollo a cuestas y no soy quien para juzgar a nadie, sin embargo, cuando pienso en la lucha que se hace durante los días previos a la muerte por cáncer, no dejo de soltar de nuevo el llanto y recordar las imágenes que se quedan en nuestra memoria.
    Ellos sufren, sienten miedo, soledad a ratos y a veces quieren un poco más de vida para poder terminar lo que han emprendido, pero ya no hay más tiempo, y el poco que queda es para estar sujetos en una cama, con tantos medicamentos, a veces inmóviles, dependiendo del amor y la atención de sus seres queridos y muchos en la soledad.
    Debemos tener un poco más de respeto y consideración para los momentos como estos, cuando sin importar edad, raza, ideología, sin importar si eres rico o pobre, alto o bajo, joven o viejo, el cáncer no discrimina a nadie, absolutamente a nadie, y no pide cuentas de tu vida, es igual para todos, que más da si eres homosexual, heterosexual, si eres blanco o negro, si eres de aquí o de allá, el cáncer azota sin perdón, sin atender súplicas de hijos, de madres, de familia, de esposos, de parejas, arrastra hasta el final y hace sucumbir a familias completas.
    Este día han muerto muchas personas de cáncer, pido al cielo que ahora puedan dormir en paz, que su cuerpo ha dejado quizás de sentir dolor, y a sus familias que les de el tiempo lleno de paciencia para que puedan sanar el dolor que deja una pérdida humana.
    Yo me retiro a dormir, pidiendo que mi hijo también descanse en el sueño hermoso que se adelanto a tomar y que desde donde ahora se encuentre nos bendiga a todos los que aquí seguimos extrañándole y amándole.

    SharitoMar
    Todos los derechos reservados.
    Marzo 2013.

  • Hipocrecía.

    Hipocrecia
    Es risible ver como algunas personas logran perder su compostura, su dignidad por el simple hecho de ser aceptados, la autenticidad se pierde por lo superficial.

  • Una mujer.....

    MUJER

  • Hijo querido.

    WallPaperHD---104

    No sé cuanto camino debo recorrer para ir a tu encuentro.....
    Pero mientras llegue ese instante, tratare de vivir abrazada a los detalles que dejaste en tu andar.
    No sabes o quizás si, como me resulta díficil vivir cada día, inventándome las horas alejada de ese dolor que habita de manera permanente en mi.
    Miro tus fotografías y un nudo se hace en mi garganta, repito tu nombre, pienso como sería la vida contigo en este instante.
    Sé que no debo vivir en el dolor, pero como decirle a mi corazón que se acostumbre a la idea de que partiste, y me doy de frente con esta cruda verdad, he conocido por fin el imposible de la vida, y es este, el no tener a los seres que se marchan antes que nosotros, he comprendido la muerte de la manera más triste, arrancada de mi alma, de mi vida, de mi corazón.
    Aprendí a ser madre y cuidarles, aprendí tantas cosas pero olvide aprender a decir ese adiós definitivo.
    No sé cuanto tiempo ha de pasar, para que se calme ese lago que fluye como rio de mis ojos, para que se abran las ventanas y pase el sol a la morada de mi vida, para volver a sentir las notas de una canción, para escaparme del dolor sin temer, sin caer.
    ¿Es largo o corto el camino?- no lo sé- pero sé que el dolor estará ahí, conmigo, en mi respiro, en cada latir.

    Te amo por siempre hijo.
    VMdeH.
    5 de abril de 2013.

Pie de página:

El contenido de esta web pertenece a una persona privada, blog.com.es no es responsable del contenido de esta web.